Alquiler de coches en Menorca, descubre toda la isla

Menorca es un destino diferente dentro de las Baleares. Es sin duda la isla que ha mejor sabido conservar su entorno natural y su genuina atmósfera mediterránea. También es diferente porque cuenta con una cultura y una idiosincrasia que la hacen distinta a las islas hermanas, sobre todo porque parte de su historia ha discurrido por otros caminos, con casi un siglo de dominio británico que confirió a la isla y a sus habitantes ese carácter especial.

Se trata pues de un destino único que seduce a cuantos lo descubren por primera vez y atrapa para siempre a los que ya lo han hecho. Quien ha pisado Menorca una vez siempre sueña con volver a ella. Si tú eres uno de los que aún no lo conoces y estás planeando un viaje a este paraíso balear te podemos asegurar que vas a disfrutar de una experiencia fantástica. Pero si quieres sacarle todo el jugo, alquila un coche en Menorca para llegar hasta el más escondido de sus rincones.

¿Por qué es tan importante disponer de un coche en Menorca? Pues porque solo así podrás acceder a sus increíbles calas de aguas color turquesa como Macarella o Cales Coves, a faros solitarios y evocadores como los de Cavalleria o Favàritx, a encantadoras aldeas de pescadores y casitas blancas como Binibeca o a los parajes donde se ocultan misteriosos monumentos megalíticos como los de Trepucó y Binisafúller.

coches de alquiler en la isla de MenorcaPor tanto, los turistas que no se conforman con la tumbona junto a la piscina del hotel y quieren descubrir la verdadera esencia de la isla saben de la importancia de disponer de un vehículo con el que moverse, dado que el transporte público es claramente insuficiente y se limita a comunicar los principales núcleos de población.

La red de carreteras de Menorca se estructura en torno a un eje principal: la carretera que conecta Ciudadela y Mahón atravesando la isla de este a oeste. A partir de él se extiende una irregular telaraña de carreteras secundarias que nos conducen hasta el resto de las poblaciones y centros turísticos. A menudo las carreteras dejan paso a caminos de tierra menos transitados que nos llevarán hasta playas idílicas, calas desiertas y rincones costeros.

Con el coche podrás subir por ejemplo a lo alto del Monte Toro, el punto más elevado de la isla; podrás recorrer lentamente las carreteras interiores que serpentean entre prados verdes y queserías; también podrás conducir hasta las calas de piedra de la costa de Tramuntana, salvajes y solitarias, o hasta las playas de arena blanca y fina de la costa sur de la isla, bañadas por las aguas más cristalinas del Mediterráneo.

También necesitarás le coche para conocer la Cova den Xoroi, un lugar donde la leyenda y la belleza natural se dan la mano; para conducir hasta Fornells y degustar su famosa caldereta de langosta, o para viajar atrás en el tiempo hasta la Prehistoria y sumergirte en el alma más profunda de la isla, latente aún en las viejas piedras de las taules y las navetas.

Y claro, solo en coche podrás moverte de pueblo en pueblo para no perderte ni una de las tradicionales fiestas menorquinas donde los caballos son los grandes protagonistas. Aunque todo el mundo conoce las fiestas de Sant Joan en Ciudadela, lo cierto es que lo mismo, aunque con una atmósfera menos abarrotada, podremos encontrar en todos y cada una de las localidades de la isla: calles engalanadas con banderolas, carreras y competiciones ecuestres, la asombrosa habilidad de los jinetes (vestidos con trajes tradicionales de herencia británica), música, alegría… Y todo con un buen vaso de pomada en la mano, la refrescante bebida que se elabora con hielo, limón y un generoso chorro de Xoriguer, la clásica ginebra menorquina. Esta ginebra también forma parte del legado inglés del que los menorquines se sienten tan orgullosos.

Habiendo aclarado que resulta imprescindible contar con un coche para recorrer la isla, la siguiente pregunta es: ¿dónde alquilarlo?

Hay muchas agencias de alquiler de coches en Menorca. Allí están las grandes compañías internacionales pero también existen muchas empresas locales. La variedad de precios y la oferta de vehículos es, por tanto, considerable. De ahí la conveniencia de usar alguna herramienta práctica para buscar coches de alquiler y elegir la opción que mejor se adapte a la necesidad de cada uno. Nuestro comparador de coches te será de gran ayuda para elegir el precio más barato.

Por supuesto siempre es mejor hacer la reserva desde casa. De este modo no solo nos ahorraremos tiempo y dinero sino que además evitaremos llevarnos la desagradable sorpresa de encontrarnos con que no hay coches disponibles para nuestras vacaciones, lo cual puede suceder perfectamente en los meses de verano, la temporada alta. Esto no es nada recomendable pues si no tienes un coche te vas a perder muchos de los atractivos que Menorca brinda a los visitantes. Como decimos, en verano las empresas de alquiler se ven saturadas y es normal que no existan coches para alquilar.

Los que viajan a la isla en el ferry podrán encontrar algunas agencias de alquiler en las terminales de los puertos de Ciudadela y Mahón, aunque la mayor parte de los turistas que llegan a la isla lo hace por vía aérea. Por eso existen tantas oficinas de alquiler de coches en el aeropuerto de Menorca. Nada más cómodo que tener tu coche listo en el aeropuerto nada más aterrizar y devolverlo allí mismo, una vez que se han terminado las vacaciones.

El aeropuerto de Llucmaçanes se ubica unos 4 kilómetros al sur de la capital, Mahón, y es la principal puerta de entrada de los viajeros. Todo el año cuenta con conexiones estables con las otras islas y varios puntos de la península; en verano recibe también vuelos desde el extranjero, sobre todo del Reino Unido, Alemania, Italia y los países nórdicos. Debido al tamaño de la isla, todos los lugares de interés están a una distancia perfecta desde aquí. En realidad, todo está relativamente cerca en Menorca y a todos los lugares se puede llegar en coche.

Así que ya lo sabes. Nuestro consejo es este: alquila un vehículo para tu aventura en esta isla mágica y hermosa. Solo así podrás disfrutar de todo lo que ofrece Menorca, reserva de la biosfera, un destino que invita a ser descubierto, que cautiva a todos los visitantes con su encanto puro y sencillo. El delicado tesoro de las Baleares que te espera con los brazos abiertos.